LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y EL MALESTAR PSICOLÓGICO

 En el contexto de las investigaciones sobre el uso intensivo y/o desadaptativo del teléfono móvil y de las redes sociales en línea, se han ido describiendo nuevos fenómenos que pueden estar asociados a un malestar psicológico importante. El término de fear of missing out o FoMO (miedo a perderse algo) fue acuñado por Dan Herman, para referirse a la sensación de malestar al saber que otras personas están realizando actividades agradables y que uno no es parte de ello, la persona teme quedarse al margen y sentirse excluida por no haber estado pendiente de lo que sucedía en las redes sociales en línea. En el momento actual, el FoMO no se considera adicción, pero puede ser un catalizador del uso desadaptativo y de cómo las redes sociales pueden convertirse en fuentes de estrés y ansiedad que pueden perjudicar la salud de una persona. El fenómeno FoMO se comprendería así, como un mecanismo autorregulador surgido como consecuencia de la insatisfacción crónica o puntual de las necesidades básicas (Alt, 2015). Se ha estudiado la relación entre el grado de FoMO experimentado, los indicadores de uso problemático del teléfono móvil y los indicadores de malestar psicológico, encontrando que tanto la conducta adictiva en torno al teléfono móvil, como el FoMO, son importantes predictores de síntomas psicopatológicos, especialmente, de ansiedad.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son el conjunto de recursos, procedimientos y técnicas usadas en el procesamiento, el almacenamiento y la transmisión de información. Entre ellos encontramos los smartphones, que ofrecen múltiples recursos y ventajas a sus usuarios e influyen en la forma en la que estos se relacionan entre sí y perciben el mundo que les rodea. Las TIC actuales permiten que una persona pueda permanecer conectada constantemente (Hardey, 2011).

Recientemente, algunas de las investigaciones sobre las consecuencias negativas de las TIC se han centrado en las redes sociales online (RSO), como Facebook, Instagram, Twitter o WhatsApp. Se ha mostrado que su uso inadecuado o abusivo puede producir un malestar psicológico y una sintomatología que son comparables a una adicción, sobre todo porque, en la actualidad, los smartphones permiten a los usuarios mantenerse conectados sin que importe el tiempo ni el lugar (Renau, Gil, Oberst & Carbonell, 2015).

Extraído de Gil F., Del Valle G., Oberst U., Chamarro A. (2015). Nuevas tecnologías, ¿nuevas patologías? El smartphone y el «fear of missing out». Revista de Psicología 33 (2), 77-83

Ana Muñoz Vélez

Por | 2020-04-03T08:32:57+00:00 abril 2nd, 2020|Blog|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario