SÍNDROME DE TOURETTE: PARTE II

Como comentamos en el anterior artículo, el síndrome de Tourette es un trastorno de origen neurológico. Partiendo de esa base, os vamos a contar de manera más detallada, las características de dicha patología.

Por un lado, el área que más afectada suele estar son las funciones ejecutivas, pero ¿qué son las funciones ejecutivas?  Pues bien, las funciones ejecutivas, a grosso modo, son las encargadas de secuenciar, organizar y llevar a cabo las tareas. Desde las más cotidianas como puede ser prepararse un vaso de agua, a otras más complejas como vestirse. ¿Por qué vestirse puede convertirse en una tarea compleja? Pues porque para vestirnos, necesitamos organizar previamente la manera en la que lo vamos a hacer, es decir, debemos llevar un orden como empezar por la ropa interior, después ver si decidimos ponernos la camiseta /camisa, etc. Esta tarea puede resultar muy compleja para un niño/a que tenga ST, ya que la manera en la que secuencian no suele seguir un orden lógico y precisan de la ayuda del adulto para poder llevarlo a cabo.

Otro de los aspectos que se ven dañados, es la capacidad de automatizar conductas. Les resulta mucho más complicado ya que si mi capacidad de secuencia se ve dañada, ¿cómo voy a ser capaz de aprenderme esa secuencia? Para facilitarles este aprendizaje, podemos darles un apoyo visual como son pictogramas, de esta manera generamos un hábito que facilita ese aprendizaje.

Otro aspecto común y frecuente es la ecopraxia, esta es más fácil de detectar ya que consiste en movimientos involuntarios repetitivos. Normalmente aparece el pestañeo, movimiento de las extremidades, gesticulaciones y, en ocasiones menos frecuentes, contracciones de órganos internos.

Asimismo, podemos encontrarnos con la ecolalia, que es la perturbación del lenguaje que consiste en repetir de manera involuntaria una sílaba, palabra o frase que acaba de escuchar o pronunciar él/ella mismo/a.

Finalmente, y de manera menos frecuente, nos encontramos con la coprolalia, ésta consiste en verbalizar de manera involuntaria obscenidades. Suele darse en casos más graves.

 

Rocío Perera Romero

Psicóloga Sanitaria col. nº M-32356

Por | 2020-03-18T19:17:08+00:00 marzo 19th, 2020|Uncategorized|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario