Personas desordenadas

– Causas del desorden:

La mayoría de las veces el desorden es una conducta aprendida. Muchas de nuestras conductas las aprendemos y mantenemos por asociación. Por ejemplo, si cuando estudio apruebo, es más probable que la vez siguiente estudie puesto que he obtenido un beneficio de mi esfuerzo.

En resumen, podríamos decir que aprendemos de las consecuencias de nuestra conducta. Si la consecuencia es positiva, la conducta se repite. Supongo que te preguntarás que beneficio obtiene el desordenado. A corto plazo, el no tener que esforzarse, terminar antes de hacer lo que estaba haciendo, etc. es un beneficio ya que el orden supone esfuerzo y consumo de tiempo. El problema es que a largo plazo hay una serie de inconvenientes.

Muchos de nosotros funcionamos por la consecuencia a corto plazo, y esta es la dificultad de cambiar hábitos poco saludables o perjudiciales. Esto no solo sucede con el desorden, sino también con los hábitos alimenticios, los estudios, etc. Muchas veces evitar hacer algo que no te apetece es el origen de un mal hábito.

– Características de personalidad:

Hay algunas características de personalidad que se asocian más o menos a personas desordenadas. Habitualmente, las personas poco perfeccionistas, que no necesitan tener el control del entorno, tienden a ser más desordenadas, aunque hay excepciones. Por ejemplo, el Síndrome de Diógenes, una variante grave del Trastorno Obsesivo Compulsivo, se caracteriza por acumular basuras, desperdicios, objetos inservibles, etc. de forma desorganizada siendo incapaces de desprenderse de estos objetos. Pero sería incierto decir que porque una persona sea desordenada tiene unas características de personalidad determinadas, porque en la gran parte de las ocasiones es un mal hábito.

– Tipos de personas desordenadas:

Más que de tipos de personas desordenadas podríamos hablar de grados de desorden o de contextos de desorganización. En muchas ocasiones, las personas son desordenadas en un contexto específico pero no en otros (por ejemplo: en el trabajo son muy organizados pero en casa son un desastre), y luego también hay personas que tienen las cosas aparentemente desordenadas pero son capaces de encontrar cualquier cosa, supongo que esto sería un orden no ortodoxo o un “desorden ordenado”

– ¿Por qué algunas personas realizan verdaderos esfuerzos para ser ordenados pero no lo consiguen o si lo consiguen en un momento vuelven a desordenarlo todo?

Cuando un hábito está instaurado es muy difícil modificarlo. Esto supone una inversión de tiempo y esfuerzo que no todas las personas realizan. Cambiar una conducta inicialmente es fácil, lo complicado es mantenerla, pero si se persiste se puede cambiar.

Paloma Méndez de Miguel.    Psicólogo colegiado número: M-18271

2017-10-25T21:25:18+00:00

5 Comentarios

  1. Ale febrero 15, 2018 en 3:13 pm - Responder

    Buenas tardes. Mi esposo es muy desordenado, siempre lo fue, pero de un tiempo a esta parte se ha salido de control. Voy literalmente juntando las cosas detrás de él. Hoy discutimos porque había un tupper en la cuna de mi hija y minutos después se cambia de ropa y deja el pijama tirado en el piso. Parece que lo hiciera por gusto. Yo quiero creer que es un síntoma de algo más, porque sino significa que lo está haciendo adrede y es una falta de respeto. ¿Realmente es posible que no se esté dando cuenta de esto?
    Hay días que llego a casa del trabajo y quiero salir corriendo. No quiero estar en mi casa. No puedo ni sentarme a cenar porque la mesa está llena de cosas.
    Necesito encontrarle una explicación…

  2. andrea septiembre 24, 2018 en 5:36 pm - Responder

    Mi ex no tira nada antiguo botellas plásticas vidrio mugre mugre TD sucio cocina la de cocinar muebles tela de araña por tds lados..un asco total lauchas sapos porque son así??

  3. Dora R noviembre 30, 2018 en 3:28 am - Responder

    Buen articulo. Ya puedo entender un poco mas a mi Hija de 30 años. Madre soltera de 2 niñas. Gracias

  4. Julieta enero 16, 2019 en 3:44 pm - Responder

    Vivo con una persona sucia y desordenada.
    Creo que sufre alguna patología.
    Compra comida y la deja fuera del refrigerador, pizzas, pasta, se le echa a perder todo.
    No barre nunca, ni limpia el suelo aunque bueno esto puede ser algo «normal» en gran parte de la sociedad…

    Es una persona que necesita constantemente sexo, (no conmigo x dios!) pero acosa a los hombres en la calle, les dice lo guapos que son todo el tiempo.

    Está todo relacionado.

    Dice cosas fuera de lugar en la calle, o sea al margen absoluto del civismo.

    Cometí el error de volver a compartir piso con esta persona y me arrepiento tanto.

    Creo que va a terminar en serios problemas.

    Alguna infección venérea, alguna bacteria… usa lentes de contacto de colores y si se le caen al suelo se las pone así. Cuando una persona normal descartaría totalmente esa lente, esta persona se la vuelve a poner en el ojo.

    Menos mal que vivo yo en el piso y limpio todos los días, si es por este extraño ser, la basura lo taparía.

    Nunca vi algo así. He convivido alguna vez con gente medio pirada que dice cosas incoherentes, pero no eran sucios.
    Esta persona sobrepasa todos los límites.

  5. Carlos Garcia febrero 10, 2019 en 5:06 pm - Responder

    Es la respuesta a todos los problemas de mi día a día gracias .

Deje su comentario Cancelar respuesta