EL SÍNDROME DE BURNOUT EN PROFESIONALES SANITARIOS Y PAUTAS PARA SU PREVENCIÓN DURANTE LA PANDEMIA DEL COVID-19

“Quien da luz debe soportar las quemaduras.” -Víctor Frankl.

El ritmo de vida tan acelerado de nuestra sociedad ha causado que, para muchas personas, el estrés sea un elemento más de la vida cotidiana, afectando a la salud y a diferentes áreas de la vida, como la satisfacción laboral. Relacionado con este estrés y en el contexto de la salud laboral, surge el concepto de el síndrome de Burnout. Este síndrome surge a causa del estrés al que muchos profesionales están expuestos en su ambiente laboral y a la elevada carga de trabajo. Son muchos los contextos donde puede surgir este síndrome, pero varios autores resaltan que afecta más a aquellas profesiones que requieren de un contacto directo con las personas y dosis elevadas de entrega e implicación. Así, los profesionales sanitarios son un colectivo que se puede encontrar especialmente afectado por este síndrome.

Ahora nos preguntaremos, ¿en qué consiste el Burnout? Maslach y Jackson definieron este síndrome como «una pérdida gradual de preocupación y de todo sentimiento emocional hacia las personas con las que se trabaja y que conlleva a un aislamiento o deshumanización». Los tres aspectos básicos del Burnout, definidos también por estas autoras, son: el cansancio emocional, la despersonalización y la falta de realización personal. El cansancio emocional se define como la pérdida de energía y el agotamiento tanto físico como psicológico. Por otro lado, la tendencia a la despersonalización supone una actitud negativa hacia las personas con las que se mantiene el contacto en el ambiente laboral, a las cuales se las puede llegar a tratar con cinismo e insensibilidad. Por último, el sentimiento de falta de realización personal supone la aparición de respuestas negativas hacia uno mismo y hacia el propio trabajo, entre las que podemos encontrar conductas típicas de depresión, irritabilidad, evitación de las relaciones profesionales, baja productividad y pérdida de la motivación.
Ahora quizás nos preguntemos, ¿cómo se llega a originar este síndrome? Son muchos los factores que influyen en el desarrollo del Burnout, entre los que se encuentran varios estresores crónicos del entorno laboral de los sanitarios, como tratar con pacientes difíciles (bien por padecer patologías graves, bien por su propio inconformismo); el poco tiempo por paciente debido a la saturación del sistema sanitario, la mala calidad de las relaciones de equipo, los cambios en los turnos y en los horarios laborales y un largo etc.

Como vemos, estos síntomas pueden afectar muy negativamente a la relación entre el profesional sanitario y el paciente, además de conllevar un gran malestar emocional para la persona que lo sufre.
La situación actual que vivimos, con la pandemia del COVID-19, cumple todos los factores descritos, convirtiéndose en un contexto “ideal” para la proliferación del Burnout entre los profesionales sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla luchando contra esta enfermedad. El (elevadísimo) estrés, la sobrecarga de trabajo, la falta de medios, la incapacidad para abarcar a todas las personas enfermas que necesitaban asistencia, la preocupación por propagar la infección entre sus seres queridos y los turnos laborales interminables sin apenas descansos han causado un gran impacto entre muchos profesionales. Un estudio realizado en estos meses en Ecuador refleja que más del 90% del personal médico y de enfermería de la muestra presentó síndrome de Burnout moderado-severo.

Esta crisis de salud sin precedentes en el mundo actual está impactando en todos los aspectos de la vida y quizás ahora más que nunca necesitamos prevenir en lo posible la aparición de este síndrome. Para ello, Macaya y Aranda (2020) proponen los siguientes consejos para el autocuidado del personal sanitario durante la pandemia del COVID-19:
1) Respire: trate de hacer una respiración consciente varias veces en el día. Al salir de su casa, antes de entrar al hospital, antes de entrar a una sala y atender a un paciente; deténgase y respire; continúe. Respirar nos calma y ayuda a concentrarnos en la tarea.

2) Mantenga hábitos saludables: a medida que el estrés y las demandas aumentan, habitualmente los buenos hábitos se debilitan. Trate de comer bien, limite la ingesta de alcohol, trate de dormir o descansar cuando pueda, haga ejercicio aeróbico (caminar), trate de exponerse al sol si es posible.

3) Realice ejercicio aeróbico para reducir el estrés, juegue con su familia, Yoga online, por ejemplo. Recuerde, poco es mejor que nada.

4) En su casa, tome tiempo para disfrutar una actividad de su preferencia: leer un libro, hacer ejercicio o compartir con su familia. Esto le ayudara a recargarse física y emocionalmente. Intente no llevar los problemas a casa.

5) Recuerde: Ud. pertenece a un equipo, es su fortaleza. No está solo.

6) No se aísle: manténgase conectado de alguna manera a su red familiar y social.

Como reflexión final y recogiendo una cita de la Sociedad Española de Psiquiatría:
“Necesitamos que te cuides para seguir cuidando y contagiar salud.”

Si está interesado en obtener más información sobre el síndrome de Burnout y sobre cómo puede afectar a los profesionales de la salud por la pandemia del COVID-19, puede consultar los siguientes artículos, empleados para la redacción de este post:

Albaladejo, R., Villanueva, R., Ortega, P., Astasio, P., Calle, M. E., & Domínguez, V. (2004). Síndrome de Burnout en el personal de enfermería de un hospital de Madrid. Revista Española de Salud Pública, 78, 505-516.
Macaya, P., & Aranda, F. (2020). Cuidado y autocuidado en el personal de salud: enfrentando la pandemia COVID-19. Revista Chilena de Anestesia, 49, 356-362.
Vinueza-Veloz, A. F., Aldaz-Pachacama, N. R., Mera-Segovia, C. M., Pino-Vaca, D. P., Tapia-Veloz, E. C., & Vinueza-Veloz, M. F. Síndrome de Burnout en médicos/as y enfermeros/as ecuatorianos durante la pandemia de COVID-19.

 

Inés Laso Castelo.

Por | 2020-07-01T22:49:37+00:00 julio 1st, 2020|Blog|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario