Adicciones. ¿Cómo identificar una adicción?

El término adicción, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace referencia a la necesidad (dependencia) hacia una sustancia, actividad o relación; caracterizada por una serie de signos y síntomas en los que se involucran factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. Es un problema psicológico y físico que tiene muchas consecuencias (algunas de ellas, fatales) en todas las áreas de la vida de los individuos que lo presentan.

En el caso más popular, el de la adicción a sustancias (drogas), esa necesidad hacía la sustancia viene dada por un patrón de consumo desadaptativo (abuso), que produce un deterioro y/o malestar significativo en el consumidor. Ese abuso se intensifica y cronifica por las modificaciones neurobiológicas inducidas en el cerebro tras el consumo prolongado de la droga y por el refuerzo psicológico que producen sus efectos sobre la conducta de consumo del individuo. Estos cambios son los responsables de generar el fenómeno de la dependencia.

La dependencia implica un fuerte deseo por consumir la sustancia, falta de control en dicho consumo, una necesidad de incrementar la dosis para obtener los mismos efectos deseados y un síndrome de abstinencia (“mono”) al reducir o interrumpir el consumo. Además, la dependencia contribuye al abandono progresivo de las diferentes áreas vitales del individuo y el mantenimiento de dicho consumo a pesar de percibir los efectos negativos de éste.

Reconocer una adicción puede ser fácil cuando el curso de ésta es avanzado y la pérdida de control o el deterioro en la persona es evidente, pero no cuando se encuentra en sus primeros estadios. También puede variar la dificultad de su detección, en función del tipo de sustancia que genere la adicción, del contexto en que se consuma y del grado de aceptación social hacia el consumo de dicha sustancia.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la sustancia que genera la conducta adictiva puede no ser clásica (alcohol, cocaína, tabaco, cannabis, …) lo cual puede dificultar la tarea de reconocer la adicción.  Como puede ser una adicción a las nuevas tecnologías, a las apuestas por internet, o a una relación con una persona.

Una vez determinada la posible sustancia adictiva, hay que estar atento a diferentes señales o síntomas que pueden ser indicativos de una adicción. Las principales manifestaciones, aunque no específicas, ya que pueden no deberse exclusivamente a una adicción son:

-Falta de autocontrol

-Recuerdo selectivo sobre las consecuencias agradables del consumo

-Autoengaño

-Deseo automático

-Conductas autolesivas o destructivas

-Cambios en la relación el entorno

-Modificación de los intereses, actividades, motivaciones o cuidado personal de la persona

-Deterioro de las principales áreas vitales del individuo

-Cambios en el estado de ánimo.

-Falta de concentración y problemas de memoria

Aunque estas señales pueden variar de una persona a otra en función de muchos otros factores, hay que tener en cuenta que se acentuarán en el caso de que el consumidor haya pasado de un uso esporádico de esa sustancia a un uso excesivo o abuso de ésta.

Si tenéis dudas o pensáis que alguien de vuestro entorno puede tener un problema con estas características y que está siendo perjudicial para su salud y la de los que le rodean, no dudéis en buscar ayuda profesional. En Activa Psicología y Formación contamos con un equipo de profesionales especializados en este campo que pueden ser de ayuda si la necesitáis. Puedes llamarnos o pedir una cita sin compromiso para que podamos asesorarte.

Jorge Bermejo Rodrigo

Por | 2019-11-07T13:11:54+00:00 noviembre 7th, 2019|Blog|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario